Trilogía Millenium. Los hombres que no amaban a las mujeres

No está de más que de vez en cuando te recomienden un libro. A mi me gusta que lo hagan conmigo. A fin de cuentas son cientos los títulos que se lanzan cada año y el tiempo disponible que dedicar a la lectura es escaso. En mi caso, mucho más escaso de lo que me gustaría.

Pensando en aquellos que sintáis lo mismo que yo, me permito recomendaros esta trilogía, éxito superventas en media Europa, cuya primera entrega, Los hombres que no amaban a las mujeres, estoy leyendo ahora mismo y es simplemente BUENÍSIMA.

Portada - Los hombres que no amabam a las mujeres

Escrita por el sueco Stieg Larsson, destila una sencillez narrativa muy atractiva, que hace de su lectura un ejercicio ligero. En oposición, la intrincada trama de la novela , un crimen pasado no resuelto que resurge en nuestros días para retratar las intrigas financieras y familiares de la sociedad sueca.

Estas dos características hacen que el lector se precitipite en su lectura sin mesura. La trama y el estilo te empujan a seguir leyendo una página más, un capítulo más. Es una de esas maravillosas novelas que parece que no puedas dejar de tener entre manos, que parece que nunca te llenen lo suficiente.

El éxito de la trilogía por toda Europa es rotundo, de tal calibre que en Suecia ha batido todos los records y en Francia se le ha catalogado como “la novela de la década”. En cualquier caso, y más allá de la opinión popular, que a fin de cuentas es lo que me hizo comprar el libro, se trata de una gran novela, a caballo entre el género negro y el policiaco.

El autor te sitúa en el Estocolmo actual y lo recrea con un detalle que hace sencillo imaginarse paseando por la ciudad. Los personajes protagonistas son complicados, extraños, angulosos y entrañables como las personas reales, no meras caricaturas. El trabajo de Larsson en la contrucción de Lisbeth Salander y Mickael Blomvist es, desde mi punto de vista, muy bueno.

La trama, como ya os he adelantado, encadila. La intriga de una desaparición no resuelta en el pasado engarza con las marañas de mentiras y argucias tejidas en el seno de una importante familia Sueca, los Vanger, encastrada en la élite social del país. Además, un extraño recuerda al familiar más allegado de la desaparecida lo acontecido años atras, cada vez que llega la fecha del aniversario. Lo hace enviando un extraño paquete por correo, y siempre desde distintos puntos del planeta…

Larsson terminó un total de 3 novelas de esta saga (se especula que tenía planeado llegar hasta 7) antes de fallecer de un ataque al corazón. La segunda entrega de la trilogía, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, salió a la venta en España a finales de 2008. Al parecer la tercera entrega no se hará esperar, y la adaptación al cine de la primera novela ya ha sido estrenada en Suecia, Dinamarca, Belgica y algún otro país. No creo que tardemos en verla por aquí.

Volviendo al inicio, os diré que merece la pena leer esta novela. No defrauda.

A %d blogueros les gusta esto: