New World Order? Los 365 días de Obama

barack_obamaSi no recuerdo mal hace pocas semanas se ha cumplido 1 año desde que Barack Hussein Obama se impuso a John McCain en la elecciones presidenciales estadounidenses de 2008. Cabe hacer notar, no obstante, que la toma de Gobierno por parte del mismo no se hizo efectiva hasta Enero de 2009. En cualquiera de los casos, ha transcurrido el tiempo suficiente para echar un primer vistazo al impacto generado por el cambio de timonel al frente de la que pasa por ser, con permiso temporal de la Republica Popular de China, primera potencia económica mundial.

No es objeto de este artículo contabilizar y desmenuzar todas y cada una de las propuestas lanzadas, frentes abiertos, heridas curadas y movimientos liderados por el nuevo “hombre más poderoso del planeta“. Si lo es, sin embargo, trazar en breves brochazos un boceto de lo acontecido.

Politica internacional.
Al margen de la creciente tirantez comercial – económica con China, Estados Unidos se ha volcado en esfuerzos de todo tipo por acercar posturas y actuar de una manera menos imperialista y más colaborativa con el resto de naciones, especialmente con las pertenecientes a la Unión Europea.
Las relaciones con Cuba, rotas desde 1959, parece que han comenzado un largo y tortuoso camiono de reencuentro. De por medio quedan la Crisis de los Misiles, el embargo mercantil y el bloqueo económico, y otro largo etcétera de desencuentros y conflictos entre ambas naciones. Sin embargo, parece que los guiños de Obama allá por Junio llevan carga de profundidad. España, por descontado, jugará un papel destacado en esta partida de ajedrez. Con todo, Cuba huele a cambio.

Honduras es otro claro ejemplo. La mediación del gabinete de Obama ha buscado en todo momento la restitución del derrocado Zelaya. Por tibia que haya sido la misma, resulta chocante un comportamiento como este por parte de un Gobierno que, en administraciones anteriores, no hubiera dudado en apoyar al golpista, tanto en cuanto supone la instauración de un régimen con una política económica y comercial de mayor interés para EE.UU.

Medioambiente.
Poco se puede decir aún en este apartado. Si acaso que existe un principio de movilización de fondos y efectivos en la economía interna del país hacia productos, explotaciones y vías de desarrollo de energías renovables. Pronto para juzgar? 27 estados están tomando medidas para que el 15% de su suministro energético proceda de energías renovables. Se han lanzado sendas propuestas de ley en la Cámara de Representantes y en el Senado, para que Estados Unidos reduzca, en 2020, entre un 17% y un 20% sus emisiones de CO2 respecto a las de 2005. Estas cifras quedan lejos de las pretensiones europeas pero, con todo, son un avance.

Por otro lado, quedan apenas 3 semanas para que dé comienzo la cumbre medioambiental de Copenhague 2009, y el papel que desempeñe EE.UU. en la misma va a marcar las políticas mundiales los próximos años. También el de la UE será clave.
En resumidas cuentas, se trata de que las ayudas que se pacte conceder a países contaminentes en vías de desarrollo (China e India principalmente) sean lo suficientemente suculentas como para que a estos les compense adherirse a un tratado que obligue a reducir las emisiones de CO2 significativamente. Ahí va a estar el meollo de la cumbre.
En base a los resultados de la misma podremos empezar a poner nota al Gobierno Obama en lo que a política medioambiental se refiere.
Por el momento, aprueba.

Política Interna.

Obama hereda, a finales de 2008: Dos frentes bélicos abiertos, Irak y Afganistán y una crisis económica mundial de gran calibre.

Al primero de los problemas le ha hecho frente, en mi opinión, de manera notable. Ha adoptado una visión global de los dos conflictos, tomándolos como parte de un todo, y ha marcado un planning, en vista del tema que nos atañe permítaseme el anglicismo, que establece la finalización de la misión “de combate” en Irak para mediados de 2010. A esto se añade el cierre de la polémica y brutal prisión de Guantánamo.

Al segundo le ha hecho frente con más pena que gloria, la verdad sea dicha. El plan de ayudas aprobado a principios de este 2009, el archiconocido Bailout Plan, generó tanto recelo en la oposición republicana como en las propias filas demócratas. Finalmente fue aprobado y puesto en marcha. Sin embargo la salida de la crisis en Estados Unidos aún queda lejos. Veremos en qué situación queda el erario público tras la misma, después de la “nacionalización” de algunas importantes empresas industriales y comerciales como pueden ser Fannie Mae (banca e inversión), General Motors (automoción) o AIG (siglas de la aseguradora American International Group).

Un punto positivo es el que se lleva tras la reciente aprobación de reforma de la ley sanitaria que estaba en vigor. Tras vencer la enorme oposición en la opinión pública (que aún no parece estar del todo convencida) y pasar la criba de la votación en la Cámara de Representantes, le llega la hora de la verdad. Debe ser aprobada, definitivamente en el Senado, y para ello serán necesarios 60 votos favorables.
Otro frente abierto, otra batalla que librar.

Creo que, objetivamente hablando, se puede decir que algo ha cambiado. Algunos opinarán que a mejor, otros no. Lo que no ofrece lugar a dudas es que la actividad desarrollada ha sido frenética, y los retos afrontados numerosos y de importancia extrema en el devenir del planeta en las próximas décadas.
Sólo el tiempo dirá si la manera de afrontarlos y los resultados obtenidos fueron buenos o no.

Anyway, Mr. Obama, happy B-day. I wish you reach eight!

A %d blogueros les gusta esto: